CÓMO CUIDAR UN LORO CRIADO A MANO

Los loros son criados a mano desde su nacimiento en incubadora o desde la retirada de los pichones del nido de los padres dependiendo de las especies.Esto hace de ellos unos loros totalmente adaptados al contacto humano que no sólo agradecen, sino que además lo buscan y lo necesitan. Es importante que el loro coja confianza con su cuidador ya que para él el cuidador va a hacer el papel de amigo, pareja, y va a ser este quien sustituya al grupo de loros queen la naturaleza le habría acompañado. Es muy positivo que reconozca a su cuidador como un amigo, ya que tendrá un animal realmente cariñoso y juguetón.Esto no se da entre los loros nacidos en la naturaleza e importados, ni en los criados en cautividad por sus padres.

1. – ALIMENTACIÓN:

No podemos olvidar que la comida no solamente va a alimentar su cuerpo, sino que también tiene un componente de juego, de entretenimiento que es casi igual de importante para él.

En cautividad es imposible diseñar una dieta tan variada como la que tendrían los loros en su hábitat natural, pero es importante que intentemos aproximarnos. Para ello, nosotros vamos a ofrecer a nuestro loro básicamente dos tipos de comida. Por un lado, prepararemos una dieta natural compuesta de una mixtura de semillas con una macedonia de frutas y verduras, y por el otro lado daremos un pienso compuesto.

Un loro recién llegado a nuestro domicilio está sometido a un fuerte nivel de estrés.

Es muy importante que respetemos un período de adaptación del nuevo loro de unos 3-4 días, dejándole en la jaula que va a ser su nueva casa, sin sacarle de ella, para que tenga todo el tiempo para comer e ir familiarizándose con el nuevo entorno. Este tiempo nos va a servir a nosotros también para observarle, ver si come, qué es lo que come, ver las heces y cómo son y sabiendo ya sobre todo que el loro está comiendo perfectamente suficiente cantidad y que las heces son normales y de tamaño adecuado, es cuando ya podremos empezar a sacarle de la jaula para interactuar con él.

IMPORTANTE: ES FUNDAMENTAL QUE, DURANTE LAS PRIMERAS SEMANAS TRAS LA LLEGADA DEL LORO A NUESTRA CASA, LA DIETA SIGA SIENDO EXACTAMENTE LA MISMA A LA QUE ÉL ESTÁ ACOSTUMBRADO EN EL CRIADERO O EN LA TIENDA PARA EVITAR AUMENTAR EL ESTRÉS COMO CONSECUENCIA DE SABORES O TEXTURAS EXTRAÑOS EN SU COMIDA.

1.1 PREPARACIÓN DE LA DIETA NATURAL:

Para que un loro esté bien alimentado, es fundamental que seamos capaces de preparar una comida que le guste. Si le diéramos la mixtura de semillas tal y como viene en el paquete en seco, lo que ocurriría es que el loro elegiría solamente las semillas que están más blandas, es decir, pipas y cacahuetes. De todo lo demás prácticamente no comerá nada y como consecuencia la dieta de nuestro loro será terriblemente defectuosa ya que solo habrá comido grasas.

Para evitar este problema, prepararemos la comida de la siguiente manera: Cada día cogemos la ración del día de mixtura de semillas, a la cual podemos añadirle legumbres (garbanzos, judías, lentejas, soja…) y la dejamos a remojo durante 24 horas, es decir, a la mañana usamos la mixtura que dejamos en remojo ayer y ya directamente preparamos para el día siguiente.

A la semilla podemos añadirle también unos macarrones (o cualquier otra variedad de pasta) que hayamos hervido previamente (sin sal).

A continuación, vamos con las frutas y verduras. Nosotros creemos que una dieta cuanto más variada es más completa, más equilibrada y de paso más entretenida ya que la búsqueda del pedazo favorito es un juego fantástico. Cada día debería haber en la comida de nuestro loro un mínimo de 6 frutas y verduras diferentes y si son más mucho mejor, pero si a veces hay alguna menos tampoco pasa nada. Para ello, nosotros guardaremos en la nevera una fruta de cada tipo para nuestro pichón y a la mañana cortaremos una rodaja de cada variedad de fruta. Estas rodajas las cortamos en dados de 1 cm aproximadamente y con todas ellas hacemos una macedonia que finalmente revolveremos con la mixtura de semillas que habíamos reservado.

LAS FRUTAS Y VERDURAS QUE SE RECOMIENDA USAR SON HABITUALMENTE: Manzana, pera, plátano, pepino, melón, calabacín, zanahoria, remolacha, papaya, ajo y coliflor.

MUY IMPORTANTE: EL AGUACATE, Y LA BERENJENA SON TÓXICOS PARA LOS LOROS Y POR LO TANTO HAY QUE EVITAR DÁRSELOS.

Esta dieta, tiene infinidad de ventajas: es fresca, natural, completa, equilibrada, divertida, tiene montones de sabores, texturas…, es sana, hay muchas cosas que pelar, etc., pero tiene un enorme inconveniente y es que no dura demasiado, sobre todo si hace calor. Al cabo de unas horas de haber picado la verdura se oxida, se pone agria y deja de gustarles a los loros. Obviamente este es el motivo por el que tenemos que preparar esta dieta diariamente y tirar los restos que queden. A pesar de todo, sobre todo en verano esta comida no dura ni siquiera un día y por esto vamos a complementarla con un buen pienso compuesto.

1.2 PIENSO COMPUESTO

El pienso compuesto de por sí debería constituir una dieta suficientemente completa y equilibrada, pero para mí tiene un enorme problema que lo descarta como constituyente principal de la dieta y es que es terriblemente aburrido. Es seco, siempre la misma textura, siempre el mismo sabor, etc. Por ello recomendamos alternar diferentes marcas de pienso, siempre gamas altas, para que nuestro loro no se haga más caprichosos de lo que ya son de por sí y se acostumbren a distintos aromas, texturas, colores, formas, etc.

Es importante que se lo demos en seco tal y como viene en el paquete. Mientras el pienso esté seco y limpio, no es necesario que tiremos el que sobra cada día, sino que podemos añadir un poco más y mantenerlo en el comedero.

En cuanto a la cantidad de pienso, es importante no llenar el comedero ya que perdería su aroma y dejaría de interesarle.

Existen varias maneras de convencer a un loro para que coma pienso compuesto, pero a un loro recién llegado y recién destetado no se le debe obligar bajo ningún concepto.

1.3 AGUA

Dependiendo de la calidad del agua del grifo de la zona dónde vivamos será más o menos conveniente el hacer uso de las aguas minerales. En concreto la Comunidad de Madrid posee una buena calidad del agua.

Los riñones de los loros son muy sensibles a los minerales disueltos en el agua. Esto hace que las mejores sean las aguas minerales de mineralización muy débil. De las marcas comerciales más comunes las mejores son: BEZOYA, BRONCHALES Y AQUAREL DE NESTLÉ.

1.4 COMIDAS DE LOS DUEÑOS

Los loros tienen un enorme defecto en lo que a las comidas se refiere: son terriblemente envidiosos. La comida del dueño por real decreto ley sabe muchísimo mejor que cualquiera de las que le hayamos puesto en su comedero, podremos ofrecerle y recompensarle con aquellos alimentos que sepamos que son saludables y por tanto adecuados. NUNCA deberíamos ofrecer a nuestro loro: alimentos salados (esto incluye todos los snacks de bolsa sin excepción), grasos, fritos, con muchos aditivos, ni muy elaborados……ni chocolate, café, embutidos, charcutería en general, bebidas alcohólicas, bebidas gaseosas……La lista sería interminable, con lo cual lo más sencillo sería hacer uso del sentido común para no cometer errores.

Lo que sí tenemos que ser es muy cuidadosos con las cantidades.

Actuemos con cabeza.

Muchas gracias a Juanjo, por su tiempo y trasladarnos su experiencia.

Las fotos aquí expuestas han sido realizadas en la tienda:

Papagayos y Compañía.

Tlf: 910 122 808

Email: info@papagayosycia.es

Calle Murillo, 3 28010 MADRID

Related Posts

No results found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú